París: Nuestra Señora de las Victorias

Lugar de oración y de vida, esta Basílica, dedicada al "Inmaculado Corazón de María, Refugio de los pecadores", acoge a la persona que desea visitar o recogerse, confiar  su angustia o dar gracias a Dios.


¿Sabías que Couperin vivía enfrente, que Mozart vino a rezar su rosario aquí y pudo meditar en la tumba de Lully? Santa Teresita de Lisieux está en casa aquí: eventos esenciales de su vida  ocurrieron en esta Basílica.


¿Y qué hay de los cientos de exvotos que bordean el interior del edificio, incluso en sus partes más secretas? Estos "Mercis"  (gracias) emocionan a más de un visitante de este hermoso distrito del centro de París...


Estas victorias de María son en primer lugar las victorias espirituales que, por su intercesión, muchos cristianos y no cristianos  ganan frente a ellos mismos y ante el pecado. En esta iglesia dedicada al Inmaculado Corazón de María, Refugio de los pecadores, María vence la desesperación; María nos ayuda a salir victoriosas de todo lo que nos aleja de su Hijo.


Nuestra Señora de las Victorias es una parroquia: aquí se bautiza o confirma a niños y adultos, se celebran bodas y funerales. Animada por una comunidad religiosa, aquí también puede participar en los servicios litúrgicos durante todo el día.


Para mayor información, contacte el sitio web oficial.


María es la expresión más completa de perfecta fidelidad al Espíritu Santo y a su acción en el alma.


(San Juan Pablo II, 2/5/1979)