Liberación y exorcismo

Liberación y exorcismo

Realidades conocidas...

Lo sobrenatural es, estrictamente hablando, lo que proviene de Dios.

Los ángeles y los demonios son solo criaturas como nosotros, sencillamente solo criaturas invisibles.

Todas las religiones hablan de ángeles y de demonios, el Antiguo y el Nuevo Testamento, pero también los  musulmanes, animistas, taoístas, hindúes, etc.

... que no debemos generalizar:

La cultura contemporánea a veces está "desincronizada" y es inquietante; a veces basta con "desintoxicarse" de  un universo sensorial que abruma nuestra voluntad y nuestra inteligencia.

... el que debemos atrevernos a discernir:

El ritual del exorcismo (católico) en sus normas introductorias, protegiendo al exorcista de las posibilidades del camuflaje del diablo, afirma  que no se le debe creer cuando quiere pretender hacerse pasa por el alma de un santo, de un difunto, o de un ángel (n. 14).

Cristo Jesús:

Cristo domina todos los poderes invisibles.

• El poder de expulsar a los demonios fue conferido por Cristo primero a los apóstoles:

"Habiendo llamado a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre espíritus inmundos, con poder para expulsarlos. (Mateo 10, 1)

• Este poder también ha sido otorgado a todos los creyentes por el mismo Jesús:

"Y estos son los milagros que acompañarán a los que crean: en mi nombre, echarán fuera demonios. »(Marcos 16:17)

El poder de expulsar demonios es una consecuencia de la fe y de la vida cristiana. ¡Leer la carta de san Pablo a los efesios (Ef 6)!

La oración del Padrenuestro se termina con estas palabras "líbranos del Maligno".

La madre de Jesús:

Al acercarse a la luz divina, el mal se aleja, se evapora. Por eso es que la Bienaventurada e Inmaculada Virgen María aleja a Satanás de nuestras vidas y nos ayuda a vencerlo.

Saber de lo que se está hablando, no confundirlo todo:

El "exorcismo" es privado cuando lo practica un sacerdote o un simple creyente (vea Marcos 16:17) y la forma no está definida (invocar el nombre de Jesús, rezar el la oración del Padrenuestro!). Estrictamente hablando, la palabra "exorcismo" está reservada para el exorcismo público.

• El exorcismo es público, cuando se practica en nombre de la Iglesia, por una persona autorizada, de acuerdo con ciertos ritos.

A) El exorcismo público es simple, cuando depende de otros ritos, como el bautismo.

B) El exorcismo público es solemne cuando se practica en nombre de la Iglesia, y por esta razón es practicado por un sacerdote y con el permiso del obispo (véase Mateo 10: 1).

El código de derecho canónico (§ 1172, 1), con sus restricciones, debe aplicarse solo en caso de exorcismo solemne.

 

Introduction Françoise Breynaert