Cómo rezar a María desatadora de nudos

Con el amor infinito de Madre y movida por su extraordinario poder de intercesión ante su Hijo Jesús,  María, la que deshace los nudos de nuestras vidas, se nos acerca hoy.

Ella es hermosa, triunfante, resplandeciente y misericordiosa,  camina hacia nosotros, rodeada por la corte celestial, para deshacer los nudos de nuestra vida.

Su amor, y el amor de su Hijo por nosotros, son inmensos. De hecho, Ella quiere que descubramos este amor que secará las lágrimas de nuestros ojos y, con sus manos misericordiosas, desatará los nudos de nuestra vida, ¡fuente de todas nuestras ansiedades!

 ¿Pero cuáles son estos "nudos"?

Son los problemas que a menudo llevamos durante años y para los que no vemos una solución:

• Nudos de disputas familiares, incomprensión entre

Padres e hijos, falta de respeto, violencia,

• nudos de resentimiento entre los cónyuges, falta de paz y alegría dentro de las familias, nudos de angustia, nudos de desesperación por separar a los esposos, disolución de las familias,

• nudos causados ​​por el dolor de un hijo drogado, enfermo, que se va o se divorcia

• nudos del alcoholismo, nudos de nuestros vicios y los vicios de los que amamos,

• nudos de lesiones físicas o morales causadas por otros, resentimientos que nos torturan dolorosamente, sentimientos de culpa, abortos practicados, enfermedades que no sanan, depresión, desempleo, nuestros miedos, soledad, incredulidad, orgullo ..., todos esos nudos que en nuestras vidas son consecuencia del pecado.

¡Ah, los nudos de nuestras vidas!

Cómo y cuánto sofocan nuestra alma, nos abaten, nos quitan la fe del corazón e incluso la voluntad de seguir viviendo.

Estos nudos que nos alejan de Dios, encadenan nuestra manos, nuestras pies, todo nuestro ser y nuestra fe, que nos impiden arrojarnos a Sus brazos, como niños, y agradecerle.

La Virgen María quiere que esto se termine.

Ella viene a nuestro encuentro hoy, para que le confiemos todos esos nudos. Ella los desatará uno tras otro.

Para este nuevo milenio, que será mariano porque fue consagrado por el Papa Juan Pablo II a la Santísima Madre de Dios está, más que nunca, lista para actuar para rescatar a aquellos que acuden en busca de Su misericordia.

"Mi alma exalta al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador, porque el Todopoderoso ha hecho grandes cosas por mí. Santo es su nombre. (Lucas 1)

Tomemos ahora posesión de lo que nos pertenece. Descubramos la grandeza de nuestra Madre que "deshace los nudos" y dejemos que Ella nos guíe para que nos revele las maravillas que Ella nos prepara.

Donde Ella pasa,  manifiesta su poder a favor de aquellos que recurren a Ella y les ofrece innumerables gracias.

Acerquémonos a Ella ahora. ¡Qué hermosa es! Ya no estamos solos. Todo puede comenzar a cambiar. ¿Qué madre llena de amor no viene a ayudar a su hijo en dificultad cuando él la llama?

¿Cómo rezar a María que desata los nudos?

Cuando nos sentimos  desamparados, a veces ni siquiera podemos nombrar lo que nos estrangula, ya no tenemos la cabeza para orar, las ideas se nos escapan  en todas direcciones. Lo que se necesita es canalizar su oración con las palabras adecuadas para dirigirse a María:

Oración a María que desata los nudos.

Santa María,

llena de la presencia de Dios,

durante tu vida terrenal,

tú aceptaste de manera

muy humilde la voluntad del Padre,

y nunca tuvo éxito el maligno

para perturbarlo con su confusión.

 

Ya has intercedido

ante tu Hijo

durante nuestras horas difíciles.

con gran sencillez

y paciencia,

nos diste un ejemplo

para desenredar la madeja

de nuestras vidas.

 

Tú que sigues siendo nuestra Madre

para siempre,

haz  que sean

ordenados y más evidentes

los lazos que nos unen

al Señor.

 

Santa Maria, Madre de Dios

y Madre nuestra, tú que

con un corazón maternal,

deshaces los nudos

que atan nuestras vidas,

te pedimos que tomes

en tus manos este nudo

(nombrar el  nudo)

y nos liberes de las ataduras

y confusiones

con los que nos  atormenta

nuestro enemigo. 

Por medio de tu favor,

a través de tu intercesión,

por tu ejemplo;

líbranos de todo mal.

Nuestra Señora, deshace

los nudos que se interponen

en nuestra unión con Dios,

para que, liberados

de todo desorden

y de todo error,

podamos reconocerlo

en todas las cosas,

encontrar en Él

el reposo de nuestros corazones

y estar siempre

al servicio de nuestros hermanos.

Jorge Mario Bergoglio / Papa Francisco

El Papa Francisco es un ferviente admirador de la Santísima Virgen y es él quien escribió esta hermosa oración a María que deshace los nudos.

Esta oración y otras también conmovedoras, se recogen en un folleto "María desata nudos - Novena" que permite confiar a la Santísima Virgen, durante 9 días, un nudo concreto.

Los textos de la novena fueron escritos en 1998 por el padre Juan Ramón Celeiro, sacerdote argentino de los suburbios de Buenos Aires.

Su iglesia alberga una reproducción de la pintura de María que deshace los nudos.

Conmovido por la cantidad de peregrinos (miles) que vinieron a orar ante el cuadro, este buen pastor quiso ayudarlos a formular su pedido. Las palabras, la confianza y la piedad de estas oraciones son universales, unen a todos en su experiencia.

Encontrará más información sobre la pintura y la novena en la página web : María desatadora de nudos