La Vida en Nazaret

Nazaret es a la vez el lugar santo de la Encarnación y el de la vida diaria…

Nazaret es el nombre de un lugar del mundo, único en la Historia : el lugar donde Dios se encarnó en el seno de una Virgen. La Virgen María vivió allí la vida cotidiana de todas las madres. Su vida era humilde y entregada a Dios en sus actividades de cada día: las ocupaciones del hogar y del huerto, la ayuda a José en su trabajo, la educación de Jesús, la oración en familia y en la sinagoga, la  vida social y la de la comunidad. Como todas las madres del mundo…

Como todas las madres, sí, pero teniendo por hijo al que sería el Salvador del mundo.  Así es como se vive en Nazaret, donde María y José rodearon con sus cuidados al Verbo de Dios hecho hombre, durante los treinta primeros años de su vida terrestre (periodo conocido como su "vida oculta"), toda una espiritualidad de la vida familiar: la espiritualidad de este lugar, la de una vida sencilla y ejemplar para nuestas familias humanas.

Numerosos vestigios arqueológicos de la época de Cristo, descubiertos en Galilea y en el resto de  Palestina, han ayudado mucho a representarse concretamente  la vida de la Sagrada Familia. De la misma manera varios historiadores  de la época de Cristo hacen referencia a la existencia de « Jesús de Nazaret » en Palestina durante el reinado de Tiberio, emperador romano de la época  de la Pasión, y dan testimonio de la realidad histórica del Evangelio.

Descubramos a continuación la vida cotidiana de María de Nazaret, los vestigios concretos de su historia y su espiritualidad.