Desde la Alta Edad Media y el Renacimiento hasta la víspera de la Reforma

Desde la Alta Edad Media y el Renacimiento hasta la víspera de la Reforma

Entre los siglos IX y XII de la Edad Media, en la Iglesia de Occidente se va hacia un periodo de apogeo religioso y literario:

 

  • algunos de los doctores y teólogos más  importantes de la Iglesia vivieron en esta época : San Anselmo de Cantorbery, (Canterbury) el conocido doctor mariano San Bernardo de Claraval, San Buenaventura, San Alberto el Grande y Santo Tomás de Aquino, que se cuentan igualmente entre los principales filósofos cristianos ;

 

  • se desarrolla  un género nuevo: la literatura de la corte, la cual le acuerda un gran espacio a la inspiración mariana y a sus « milagros ».   Citemos,  por ejemplo, los « Milagros de Nuestra Señora » de Gauthier de Coincy (compuesto de unos 30.000 versos) o la célebre colección de fábulas « Los Juglares de Nuestra Señora » tantas veces  recreada, incluso en los libretos de ópera de Jules Massenet  en el siglo XIX. En esa misma época, aparecen troveros y trovadores  que cantan a María, entre ellos Guirault Riquier originario de la Languedocia y tantos otros más que recorrieron las provincias de la Europa cristiana alabando a Nuestra Señora ;

 

  • el teatro comienza a ganar su lugar a partir del drama litúrgico : en efecto, en el siglo X, por una parte los oficios religiosos podían inspirarse de elementos de representación del teatro antiguo y por otra, cada vez más se inspiraban en relatos bíblicos para ser representados como misterios (cf. el Misterio de la Natividad), de milagros (el Milagro de Teófilo) o  de Pasiones. En el siglo XII, Rutebeuf es uno de los autores de dramas litúrgicos  más  conocido.


Con el Renacimiento, en los umbrales del siglo XVI, el arte poético experimenta una  renovación y va a conocer una expansión en toda la cristiandad occidental, especialmente en las culturas anglosajona, latina y germánica. Poetas como Jena Passerat y Ana de Marquets, escriben composiciones sobre la Virgen María. El siglo XVI marca también el inicio de una literatura religiosa de protesta. Se abre con este siglo, en particular en el dominio religioso, el periodo llamado « tiempos modernos » de la cultura occidental.