Mt 1,18-25: La Anunciación a José

He aquí  el origen de Jesucristo.


María, la madre de Jesús, había sido desposada con José; pero antes de que vivieran juntos, ella se queda embarazada por la acción del Espíritu Santo.

José, su esposo, que era un hombre justo, no quería denunciarla públicamente; decidió, entonces, repudiarla en secreto. Se había forjado este proyecto cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo:

"José, hijo de David,

no tengas miedo de llevar a casa a Marie, tu esposa:

el niño que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo;

ella dará a luz a un hijo,

a quien le pondrás el nombre de Jesús,

es decir, "el Señor salva";

ya que él salvará a su pueblo de sus pecados."

Todo esto sucedió para que se  cumpliera la palabra del Señor anunciada por el profeta:

He aquí que la Virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien se llamará Emmanuel, que se traduce como "Dios con nosotros".

Una vez despierto, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado:

llevó a su esposa a casa;

y él no la conoció hasta el día en que dio a luz un hijo,

y lo llamó con el nombre de Jesús.

(Mt 1,18-25)