San Luis-María Grignion de Montfort (1673-1716), su vida

Algunas fechas de su vida.

1673: Luis-María nació el 31 de enero de 1673 en Montfort, en el seno de una  familia cristiana numerosa. Fue un buen alumno del colegio de jesuitas en Rennes, donde un sacerdote lo inicia al servicio de los pobres. Muy joven siente el llamado al sacerdocio.

Estudió durante dos años en la Sorbona, luego en el seminario menor de san Sulpicio, que en ese momento era un lugar de encuentro de los teólogos de toda Francia, e incluso del extranjero.

1700: Es ordenado sacerdote.

1701: Es capellán del hospital de Poitiers, un lugar donde están encerrados los excluidos de todo tipo. Asombra (e irrita) a los notables su voluntad de querer morar con los pobres y tratarlos como iguales. A ellos les revela el amor de Cristo Sabiduría y las bodas de la Cruz

Abandona el nombre de su familia "Grignion" y firma sus cartas  como "padre de Montfort", para enfatizar la importancia de su bautismo.

1703 es un año de incertidumbre: molesta su ascetismo, su forma de estar a la par de los más pobres, su amor luminoso por María... Lo retiran de Poitiers y luego de la Salpetrière a París.

Se le llama a ayudar a la reforma de los ermitaños del monte Valeriano, una reforma que condujo de manera ejemplar.

Regresa a Poitiers, donde los pobres que le amaban. Funda "Las hijas de la Sabiduría”.

Luego cumple misiones populares y de nuevo se topa con la incomprensión.

1706: Va a Roma (a pie) para pedir ir al Oriente, pero el Papa, que aprueba sus métodos misioneros, le pide que permanezca en Francia.

1707: Entra en el equipo de las misiones parroquiales de Saint Brieuc y sus cercanías. Como predicador apreciado, parece atraer los celos de sus colegas que lo excluyen. Luego se instala en la ermita de Saint Lazare, cerca de Montfort, desde donde proyecta su labor, predicando en el lugar o en las parroquias de los alrededores.

1710: Con el entusiasmo de los habitantes, construyó una colina artificial en Pontchâteau, en la región de Nantes, coronada por tres cruces, con el jardín de la agonía y el del paraíso, el agua del bautismo y la presencia de María. Era un lugar a espiritual prominente. Pero por razones oscuras, la colina fue destruida y a Montfort le fue prohibido ejercer en esta diócesis.

Posteriormente fue recibido en las diócesis de Luçon y de La Rochelle, donde floreció su apostolado.

1716: Fue durante una misión a Saint-Laurent-sur-Sèvre que murió, el 28 de abril de 1716, a la edad de 43 años.

Montfort, hombre de la época barroca

A la época barroca le gusta explorar los confines del mundo, pero también el del espíritu humano. Montfort y la expresión "esclavitud del amor" son típicamente de la época barroca que explora los límites de lo posible.

Montfort, hombre del siglo XVIII, Siglo de las luces.El siglo XVIII es el siglo de la razón. Los hombres de este tiempo quieren comprender, razonar, probar, dar una lógica al discurso y una inteligencia a la fe. Montfort es típicamente un autor del siglo XVIII, su Tratado está fuertemente estructurado y en él enumera los argumentos.

Montfort en la contrarreforma

Montfort se distingue del clero de su tiempo por una gran amabilidad y un espíritu de diálogo con los reformados. Corrige las desviaciones de la mariolatría presente en su tiempo, reorienta la piedad popular hacia Cristo y hacia el bautismo: la Encarnación y el bautismo son el centro de su consagración mariana

Montfort, un hombre inconformista, valiente.

Montfort supo superar los hábitos de su tiempo para vivir el Evangelio de  manera radical, especialmente cuando abogaba por los excluidos del hospital de Poitiers, y cuando desarrolló un método de apostolado profundo y fructífero.

Sus métodos de apostolado: vivir el bautismo con María.

Sus métodos de apostolado se inspiraron en los de sus predecesores: himnos, conferencias, diálogos, permitía que el público lo interrogara; procesiones que supo organizar con  gran recogimiento justo después de su sermón; confesión y enmienda honorable; comunión, renovación de los votos bautismales. Su originalidad se manifiesta en su elección de rezar frente a las pinturas del Rosario, y en su propuesta del "Contrato de Alianza":

"Me entrego enteramente a Jesucristo por medio de las manos de María para llevar mi cruz tras él durante todos los días de mi vida".

Esta breve oración es la traducción popular de la consagración o perfecta devoción, que no reservó a la elite sino que predicó a todos.

Montfort fue uno de los primeros en dar a la renovación de los votos del bautismo un lugar esencial en el corazón de las ceremonias de la misión, alentado en este sentido por el Papa Clemente XI, quien lo envió a "renovar en todas partes el espíritu del cristianismo por la renovación de los votos del bautismo.”  Hoy los votos del bautismo que uno hizo de niño por  medio del padrino y la madrina son renovados durante  la profesión de fe y en la liturgia de la Vigilia Pascual.

Además, Montfort innova introduciendo el don de sí mismo a Cristo a través de las manos de María en la ceremonia de renovación de los votos del bautismo (CA 1-3), e identificando los dos pasos espirituales (VD 120).

Sus principales escritos

Montfort ha escrito muchos libros pequeños, he aquí los más conocidos: SM: El Secreto de María; ASE: El amor de la Sabiduría eterna; C: Himnos; CA: el Contrato de Alianza; LAC: Carta los amigos de la cruz; S.R. El secreto del santísimo rosario; V.D. : Tratado de verdadera devoción a María. P.E. Oración encendida u Oracion de Fuego.

¿Un futuro Doctor de la Iglesia?

La enseñanza de San Luis María de Montfort se destacó por su alta calidad, su relevancia, su nueva profundidad. Actualmente, se estudia  en Roma su causa para declararlo  Doctor. Una cosa ya es cierta, su teología y su espiritualidad, centradas en la Encarnación, fueron tomadas por el Concilio Vaticano II y Juan Pablo II.

Bibliografía selectiva en francés:*

LOUIS-MARIE GRIGNION DE MONTFORT (saint), Œuvres complètes, Seuil, Paris 1966

Louis Le CROM, Un apôtre marial, saint Louis-Marie Grignion de Montfort, édition les traditions françaises, Tourcoing 1946

Louis CHATELLIER, La religion des pauvres, Aubier, Paris 1993

Dictionnaire de spiritualité montfortaine sous la direction de S. de FIORES, Novalis, Outremont (Quebec), 1994. Etc.

S. de Fiores

F. Breynaert

* Existen traducciones en lengua española de muchas de sus obras.