Continente africano

La primera evangelización de este gran continente comenzó en el norte de África, en el siglo II de la era cristiana. En ese momento, Numidia (la parte oriental de Argelia y del Magreb) se convirtió en una provincia del Imperio Romano y entonces conoció los primeros discípulos de Cristo que  llegaron como evangelizadores. Aunque en el siglo V, en tiempos de San Agustín (Padre y Doctor de la Iglesia, bereber que vino del norte de África) el Magreb estaba sembrado de basílicas y otros santuarios marianos y  tenía una cristiandad floreciente.


Es a partir de las invasiones árabes del siglo VII que el norte de África se islamiza a la fuerza y ​​se cierra a la luz del Evangelio. No fue hasta el siglo XIX cuando comenzó una profunda evangelización del continente africano, incluso si, a través de la emigración – hugonote entre otras, hacia Sudáfrica, el Evangelio llegó a estas latitudes australes desde en el siglo XVII.

Un continente ampliamente habitado por la Palabra del Verbo Encarnado

Hoy, África es un continente ampliamente  habitado por la Palabra del Verbo encarnado. Por supuesto, todavía hay muchos clérigos misioneros provenientes principalmente de Europa, pero cada vez más los sacerdotes y religiosas africanos toman el relevo. ¡A tal punto que hoy, un país como Francia  mismo recurre a los sacerdotes de África, para re-evangelizar sus propias parroquias! Entendemos entonces por qué el continente africano fue llamado por el Papa Juan Pablo II  “¡continente de la Esperanza"! La fe cristiana y la devoción a la Virgen María encuentran allí, especialmente desde a  mediados del siglo XX, y desde los comienzos de una nueva evangelización, en la víspera del siglo XXI, ¡un nuevo impulso!En cuanto a los milagros, visitas y otras apariciones de la Virgen María en suelo africano, son muy numerosas. Todavía muy recientemente, en la víspera del terrible genocidio de Ruanda, los mensajes de María a Kibeho, en Rwanda, donde la Madre de Dios apareció de 1981 a 1989, pidieron la oración y anunciaron las pruebas que se conocen. ¿ África Mariana? Es, por ejemplo, el majestuoso esplendor y proyección de Nuestra Señora de la Paz en Yamusukro, Costa de Marfil; o en la costa argelina del Magreb, Nuestra Señora de África, que vela sobre Argelia la blanca y donde se llega a rezar a María, sea uno cristiano o musulmán.