LÍBANO

En Líbano, la mayoría de los cristianos son católicos y de rito maronita. El número de cristianos ha venido disminuyendo debido a una emigración importante causada por los conflictos internacionales  la islamización del país.

La liturgia maronita toma abundantes elementos de la Biblia para cantar las alabanzas de la Madre de Dios. Algunas festividades muy antiguas manifiestan la confianza de un pueblo de campesinos en la protección de María. “Nuestra Señora de las semillas” el 15 de enero, “Nuestra Señora de las espigas” el 15 de mayo, “Nuestra Señora de la vid” el 15 de agosto. Muy pronto, el 15 de agosto vino a ser la festividad de la Dormición de María, precedida por un ayuno de 15 días y celebrado con himnos que ponen de relieve a María como la primera de los resucitados entre los hombres.

En ese país desgarrado por los conflictos del Medio Oriente, distintas iniciativas por la paz, especialmente “el camino de María”: se trata de una perspectiva de diálogo e intercambios en un ambiente de amistad fraterna en los lugares de peregrinación compartidos en Líbano por musulmanes y cristianos.(Infomación del sitio del Vaticano).

Los santuarios marianos son numerosos,  particularmente:

HARISSA (Jounieh Beyrouth): Nuestra Señora de Líbano (maronitas)

Nuestra Señora del MANTARA atrae a muchos peregrinos. Se trata de una gruta donde María habría esperado a Jesús mientras predicaba en la ciudad de Sidón (hoy Saida); ese lugar fue encontrado de nuevo poco más o menos en el momento en que se realizaba la unidad de los griegos-católicos con Roma, un camino del santuario conmemora toda la historia de Líbano.

Bzommar: Nuestra Señora de los dolores (Armenios católicos)

Bifkhaya: Nuestra Señora de la liberación (Maronita)

Balamand: Nuestra Señora de la Asunción en un monasterio griego-ortodoxo.