¡Conviértete en cristiano!

¡En realidad, Dios existe y solo en él está la salvación y la plenitud de la vida!

"Hoy, si oyes la voz del Señor, no endurezcas tu corazón" (Salmo 94 retomado por Hebreos 4,7)


¡Dios existe y nos llama!


Todo prueba la existencia de Dios, cada día esto  es más evidente con los avances de la ciencia y del conocimiento en todos los campos: la filosofía, la ciencia, la belleza y la armonía del mundo, el misterio del hombre y las mil pruebas de la verdad de la Revelación cristiana hablan de Dios.

Cristo Jesús es en realidad el único Camino que conduce a Dios, la Verdad y la Vida (Jn 14,6)


Como San Pedro dice acertadamente en la mañana de Pentecostés: " Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado  a los hombres por el que nosotros podamos salvarnos" ( Hch 4,12).


La fe es la respuesta apropiada del hombre a Dios


Santo Tomás de Aquino enseña que "la fe es un acto del intelecto, que se adhiere a la voluntad divina por medio de la gracia" (2-2,2-9, cf. Vaticano I y DS 3010) por consiguiente, es un acto en plenitud que involucra al hombre en todas sus dimensiones:

• 1 ° / la razón,
• 2 ° / libertad,
• 3 ° / la gracia de Dios.


Pero objetivamente:
1 ° / - hay muchas razones para creer: las pruebas de la existencia de Dios son innumerables, las razones para creer cristianas son variadas, únicas, fuertes y muy convincentes: ninguna otra religión da tales razones para creer en verdad, sobre bases sólidas y atestiguadas de 1,000 maneras (ver nuestra parte sobre las razones para creer)


2 ° / - hay muchas razones para elegir a Cristo y basar su vida en el amor. Todos sabemos en el fondo que el dinero, el poder, el libertinaje, el egoísmo, la violencia y el orgullo no nos hacen felices. Todos sabemos que el hombre está hecho para amar y ser amado, y eso es a lo que todos aspiramos porque fuimos creados a imagen de Dios, que es amor.


3 ° / - hay muchas razones para abrirse a la gracia de Dios y dejarnos  reconciliar con él, que les da su gracia a todos los que lo buscan en la verdad con buena voluntad y rectitud de corazón. Dios responde cuando oramos y nos abre las puertas del Reino, invitándonos a recibir el Santo Bautismo y los Sacramentos de la Iglesia que nos unen a Él en particular la Eucaristía, la Reconciliación y la Confirmación.

La Fe y el Bautismo son necesarios para la salvación


Nuestra vida en última instancia nos lleva a elegir a Dios o a rechazarlo libremente, e incluso si no hablamos mucho de ello hoy en este mundo donde Dios es rechazado, es una elección que tiene consecuencias eternas porque solo Jesús puede  salvarnos de nuestros pecados y darnos la adopción filial (ver video sobre la salvación): "El que cree en el Hijo tiene vida eterna; el que se rehúsa a creer en el Hijo no verá la vida "(Jn 3,36)" El que cree y es bautizado, será salvo; el que no cree, será condenado "(Marcos 16:16)


¿Por qué vacilar?


Dios respeta infinitamente nuestra libertad porque  Él es amor (1 Jn 4,8), pero existe, nos ama, nos llama y envió a su Hijo, en quien solo se encuentran el perdón, la paz, la salvación, la felicidad. y la plenitud de la vida: ¡no tengamos miedo de abrirnos cada vez más a Él y de caminar firmemente hacia Él como lo han hecho multitud de santos, religiosos y cristianos bienaventurados  antes que nosotros, a través de todas las edades!


En resumen:


Si todavía no está bautizado, decídase  a recibir este inmenso don de Dios: ¡no hay nada más grande en la tierra!
Si ya está bautizado, pero su vida cristiana y su fe son débiles, decídase a despertar en usted el don de Dios, y elegir el "bautismo en el Espíritu Santo" para darle su vida a Cristo, que es la única roca segura y sólida sobre la cual podemos construir nuestras vidas con confianza!


¡No dude en contactarnos si tiene alguna pregunta sobre estos temas!


Puede escribirnos a: contact@mariedenazareth.com