Francia, Hija mayor de la Iglesia, hija mayor de María

La historia mariana de Francia comienza temprano...

Una "Virgen que va a alumbrar", primera aparición de María en la Galia antes del siglo V

Parece ser que la primera manifestación conocida por los historiadores, de María en la Galia, se desarrolló antes del siglos V, en Chartres, por entonces, capital de los carnutos, con la aparición de una "Virgen a punto de alumbrar" (ahora Virgen de Chartres). En cuanto al primer santuario consagrado a María, conocido en la Galia, data del siglo V, en Puy : una mujer enferma que imploraba a la Madre de Cristo, fue conducida por un ángel a un monte que dominaba la ciudad donde tuvo lugar una aparición de la Virgen que la curó. Se construyó entonces una capilla en ese lugar que tomó el nombre de "Santa María". Por otra parte, la villa de Puy se llamó primitivamente precisamente "el Puy María" ; hoy en día, Nuestra Señora de Puy constituye un santuario mariano mayor y un lugar de peregrinación muy frecuentado en el país.

Otro santuario mariano importante de la Galia del siglo V, Nuestra Señora de Reims ( construido a petición del obispo san Nicasio en 401), donde tendrá lugar, el 25 de diciembre del 496, el bautismo, por el obispo san Remigio, de los nuevos invasores y amos de la Galia, los Francos que le darán su nombre (Francia). En los siglos siguientes, los santuarios marianos se multiplicaron en la Francia recientemente bautizada. Citemos los más conocidos : Nuestra Señora de Vezelay, Nuestra Señora de Roc Amadour, en tiempos de las cruzadas y de las grandes peregrinaciones hacia Santiago de Compostela. Luego, tuvo lugar, entre el siglo X y XII, la construcción de grandes catedrales góticas, todas consagradas a María (París, Chartres, Bourges, Reims, Laon, etc)...

En el siglo XVII, por decisión de Luis XIII Francia fue consagrada a la Virgen de la Asunción, Patrona principal del país

De entre las apariciones reconocidas de la Virgen María en Francia, citemos la de Nuestra Señora de Gracia, en Cotignac, en Provenza, que tuvo lugar en el siglo XVI y cuyo peregrinaje, destruido por la revolución francesa en 1789, después recobró su apogeo. Otro momento capital de la historia mariana en Francia : el compromiso de Luis XIII, el 10 de febrero de 1638. Con dicho compromiso, el rey consagró Francia a María y decidió escoger a Virgen de la Asunción como Patrona principal de Francia; estableció la fecha del 15 de agosto (Virgen de la Asunción) como fiesta nacional de obligación para todas las diócesis del país (2).

A partir del siglo XVII, se multiplicarán en Francia nuevas apariciones de María. Algunos años antes que el Sagrado Corazón de Jesús apareciera, en 1673, a Margarita María Alacoque, en Paray le Monial, una pastorcilla, Benedicta Rencurel, recibe la visita de la Virgen María en Laus, en los Alpes, en 1664.

En el siglo XIX, María multiplica las atriciones en Francia...

Luego, en 1830, María se apareció a Catalina Labouré, rue du Bac y le pide acuñar una Medalla milagrosa. Más tarde, 16 años después en 1864, Nuestra Señora de La Salette, siempre en los Alpes, se apareció llorando a dos niños; y 12 años más tarde la Virgen, en Lourdes, en 1858, visitó a Bernardita Soubirous confirmándole el dogma de la Inmaculada Concepción ; en 1871, en Pontmain, en Mayenne, María se aparece de nuevo a los niños; de nuevo, en 1876, en Pellevoisin, en Berry, María, bajo la advocación de "Madre de la Misericordia", va a visitar a la joven Estela Faguette a quien cura y encarga de difundir el escapulario...

En el siglo XX, en L'ïle-Bouchard, en 1947, María se mostró a cuatro jóvenes y les pidió rezar por Francia entonces, bajo amenaza de golpe de Estado: el país será salvado in extremis de la insurrección... Más recientemente, un gran auge mariano se produjo, con las Vírgenes peregrinas de Nuestra Señora de Francia, que partieron de Puy el 8 de septiembre de 1995 y que han surcado el país y visitado sus parroquias durante un año antes de encontrarse el 15 de septiembre de 1996 al pie de Nuestra Señora de Baiilet en Francia, cerca de París. De ahí partieron las Vírgenes peregrinas de Nuestra Señora de Francia que luego se reunieron en Roma para lanzarse desde la plaza de San Pedro, el 8 de diciembre de 1996, en peregrinación por los cinco continentes del mundo.

Principales santuarios marianos de Francia :

Lugares consagrados a la Virgen de la Inmaculada Concepción

Nuestra Señora de l'Ile Bouchard

Nuestra Señora de Laghet (diócesis de Niza)

Nuestra Señora de las Victorias, en París

Nuestra Señora de Laus

Nuestra Señora de la Paz

Nuestra Señora de Lourdes

Nuestra Señora de Reims

Nuestra Señora de Ardilliers en Saumur

Nuestra Señora de Gray

Nuestra Señora de la Treille, protectora des Flandres

Nuestra Señora de Lavasina, Lourdes y Córcega

Nuestra Señora de Myans, muy cerca de Chambery

Nuestra Señora de Thierenbach, en la zona montañosa de Alsacia

Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa

Nuestra Señora de Puy

Nuestra Señora de la Salette

Nuestra Señora de Pontmain

Nuestra Señora de Pellevoisin

Nuestra Señora de Sous Terre de Chartres

Nuestra Señora de Boulogne

Nuestra Señora de Cotignac

Nuestra Señora de Rocamadour

Nuestra Señora de la Garde en Marsella

Nuestra Señora de la Felicidad, en Ollioules (Toulon)

El compromiso de Luis XIII (texto en el Senado)

Consagración a María desde el Congreso mariano de 1938

Consagración de Córcega a la Virgen